Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso

Ignacia,

Ya te había escrito antes para tratar el problema de mi baja estatura, pero esta vez lo hago por un tema más serio. Soy un mexicano de origen vietnamita que lleva más de diez años viviendo en Londres. He trabajado de todo, incluido de recadero de una china déspota y majadera, con tal de aferrarme a vivir en este país. Ahora que estaba tan cerca de lograrlo, el Brexit ha venido a arruinar todos mis planes. O sea, en buena onda, no se vale. ¿Crees que me puedas ayudar con tus contactos para que el gobierno mexicano haga valer mis derechos y no me corran del Reino Unido?

Atentamente, Manuel Padilla

Ay, Manuelito.

La verdad es que lo siento mucho. Después de tantos años persiguiendo lo que debes de llamar algo así como el Padilla Dream (no me lo tomes a mal, pero con ese apellido tan ordinario, también está difícil que un pueblo tan elegante como el inglés te aceptara como parte de los suyos. En buena onda, ubícate un poco.), ¡tómala!, que te dan el Brexitazo cuando menos lo esperabas.

Déjame ver si te puedo poner en contacto con una prima que trabaja en la Secretaría de Relaciones Exteriores, para ver si se apiadan de ti y te dan trabajo en la Embajada de México en Londres, para que no te saquen la roja y te regresen a nuestra querida patria de los frijoles y los nopales, pero la verdad lo veo difícil. Mientras tanto, te recomiendo que para evitar ataques racistas de inglesitos blancos que se creen los muy muy, trates de no salir mucho ni de tu casa ni de tu barrio, y aunque seguramente te cuesta trabajo, intenta que lo poco que hables sea con tu mejor acento inglés (mira, es un poco igual que el tonito que usan aquí los mirreyes, con las vocales alargadas al final de cada palabraaaaaaaaa, pero sólo tienes que mostrar un poco menos los dientes frontales), para que piensen que eres más bien de esos inmigrantes bonachones del sur de Asia, y te vean como inofensivo y te den chance de seguir cargándoles las bolsas del súper a los locales. Ya si la ves más complicada, de plano ofrécele dinero a alguna solterona para que haga la pantomima de casarse contigo y con eso puedas legalizarte. Y si todo fracasa, no te me agüites que aquí te esperamos con los brazos abiertos. Con eso de que dices que eres más bien chaparrón, toma en cuenta que más vale ser cabeza de ratón que cola de león, así que mejor resígnate a regresarte aquí a nuestra linda patria de grandes oportunidades. Quién sabe, tal vez en la revancha te va mejor que la primera vez. Sólo hay una forma de averiguarlo, así que toma el toro por los cuernos, deja de soñar, y enfréntate a tu realidad.

Hazle una pregunta a la prima Ignacia.
Si tienes la suerte de que en su infinita sabiduría la seleccione como la mejor del mes, recibirás gratis en tu domicilio el libro de tu preferencia de Sexto Piso.
ignacia@sextopiso.com

 

Foto «London» de Moyan Brenn @Flickr

Post Tags
Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

*