Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso

Prima:

Voy a ir al grano: soy una exitosa conductora de radio y televisión, a la que en mala hora se le ocurrió invitar a tener una sección en uno de mis programas a un joven talentoso, simpático, guapo, inteligente y demás, que oooooooobviamente, me opacó desde el día en que puso un mugre pie en mi cabina de transmisión. Y lo peor es que me levantó el rating de mi programa y ahora los dueños del grupo multimedios para el que trabajo me quieren subir de rango y toda la cosa, pero me corroe la envidia de saber que todo se lo debo a este joven tan singular. ¿Qué me recomiendas para deshacerme de él de una forma en la que mis fieles radioescuchas no me odien por el resto de mis días?

Tuya,

Mariana H

Ay Marianita, ya me lo decía mi tía Clotilde: cría gusanos, y dejarán regado por todos lados su sendero de baba. Antes de darte ningún consejo, ¿por qué no le dices a ese joven que se ponga en contacto conmigo y me venga a visitar, y una vez que lo conozca en persona ya te puedo dar con más claridad una estrategia para que puedas darle la puñalada por la espalda? La verdad es que ando necesitada de un asistente justo con las características que describes, así que en una de esas le podemos aplicar la vieja técnica del cloroformo, y cuando se despierte encadenado con un grillete al escritorio de la prima Ignacia, no le quedará más remedio que entender cuáles son los chicharrones que truenan ahora, y tú te vas a haber librado del tormento en el que, perdóname que te lo diga, pero te metiste tú solita por taruga. Ora que si te remuerde la conciencia o alguna de esas otras tarugadas, te recomiendo aplicarle la vieja técnica del «No eres tú, soy yo», pero en su variante radiofónica, y ponle cada semana una excusa nueva para no invitarlo al estudio, hasta que el iluso entienda el mensaje de que es menos bienvenido que unas medias rotas, y de todas maneras tenga que venir arrastrándose a tocar la puerta de la prima Ignacia, si es que sigue empeñado en alcanzar el estrellato a toda costa. Your move, honey!

Post Tags
Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

*