Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
 

Anuncian FMI, BM, OCDE, Secretaría del Tesoro de EU, Apple, Google y Facebook plan de emergencia para América Latina

SEXTO PISO TIMES

Noticias que de tan falsas… podrían ser verdaderas

«Es hora de reconocer que tal vez la hemos cagado un poquitín»: Christine Lagarde

Luego de una maratónica cumbre en Silicon Valley, donde se reunieron los líderes del grupo bautizado como The Real G7, la directora del FMI, Christine Lagarde, fue la encargada de leer un comunicado, flanqueada por los seis hombres que se turnaron para intervenir cuando lo consideraban necesario. Durante la lectura del documento, un exultante Tim Cook no dejaba de señalar los iPhones que consultaban los demás, aprovechando el inmejorable foro para potenciar otro poco el branding de Apple.

Lagarde anunció un plan de emergencia para América Latina, ante las violentas crisis económicas que azotan a Venezuela, Argentina y Brasil, así como el avance de la violencia y los narcoestados en México y la mayor parte de Centroamérica, con excepción de Costa Rica. Con un nudo en la garganta, explicó que la política de educar a las élites latinoamericanas en las mejores universidades de los Estados Unidos podía oficialmente declararse un fracaso pues, aseveró: «No contábamos con que la corrupción tropical derrotaría de manera tan estrepitosa al cálculo diferencial». Apoyándose en un esmerado PowerPoint, Lagarde mostró cifras para demostrar que las políticas aplicadas por las élites educadas bajo la doctrina neoliberal eran las principales culpables del desastre actual en el que se encuentra sumergido el continente.

Cuando se encontraba al borde del derrumbe, saltó a la palestra Erich Schmidt, CEO de Google, quien comenzó su participación comentándole a los periodistas que él había participado en la reunión ataviado con las bermudas, camiseta y chanclas que vestía en ese momento, pues, dijo: «Queremos exportar la buena onda de Google a estos países olvidados por Dios». Una vez que hubo distendido el ambiente, anunció el programa que los líderes de The Real G7 convinieron en llamar «La lotería de la pobreza», que explicó de la siguiente manera:

«Ahora les toca a los pobres de la región demostrar que son ellos los encargados de llevar el progreso y la democracia a sus respectivos países. Por ello, realizaremos un sorteo con un número de bolitas por país proporcional al número de pobres de cada uno, para que los pobres ganadores obtengan una beca completa para cursar sus estudios en universidades como Chicago,

Harvard, Yale, Princeton y demás. Estamos convencidos de que con lo que aprendan ahí, más el acceso a Internet, regresarán a sus comunidades con muchas ganas de ser emprendedores. Ahora el goteo ya no se producirá de arriba hacia abajo, sino de abajo hacia arriba, y serán estos pobres escolarizados los que potencien el motor del cambio que tanta falta le hace a la región».

Antes de concluir el acto, Mark Zuckerberg realizó una última intervención, para anunciar que la «Lotería de la pobreza» contempla la existencia de dos bonos, para otorgar un número de extra de becas. El primero será el llamado Bono Macri, y será otorgado a pobres de Argentina, en reconocimiento a las proezas de su nuevo presidente, pues, reconoció Zuckerberg, «No es cosa fácil orillar a más de un millón de personas a la pobreza en los primeros tres meses de un gobierno». El segundo, el Bono Facebook, será patrocinado por él mismo y será otorgado a la nación cuyos habitantes den más likes en la página de Facebook de la «Lotería de la pobreza». De esa forma: «Además de tener más becas estarán más conectados en la red social que ha traído las principales transformaciones mundiales de los últimos años. ¡Tómala Twitter!», gritó antes de bajar del estrado. Contagiado de su euforia, el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, corrió al micrófono para dejar salir un intempestivo: «¡Viva México, cabrones!».

Al finalizar la reunión, en un gesto de solidaridad los siete líderes se abrazaron para entonar We are the Champions, que había comenzado a sonar en los altavoces del recinto. Mientras eran escoltados hacia la salida, los periodistas ahí reunidos recibieron un pack informativo, que incluía un iPad con una app precargada para seguir en vivo el sorteo de la «Lotería de la pobreza», que para añadir dramatismo y captar mayor atención para la iniciativa tentativamente se hará coincidir con el sorteo de la próxima Copa del Mundo.

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

*