Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
HomeCreación

Creación

A mi diestra Creemos todos en un Dios pero lo que ocurre no tiene nombre Estamos como ebrios frente a la noche – uno de nosotros fija demasiado tiempo su sueño y se vuelve ciego otro venda su vida herida un tercero protege la figura de cera de una muerta contra la mañana que pasa por encima de los

Visita a otras personas. Antes de que despierten, amanecer, camina al lago escuchando a Bach, el primer ejercicio para clavicordio, el mismo que planea que sea tocado en su funeral algún día, lo ha tenido planeado desde que escuchara por primera vez esta música y,

Hay daños que no cubre el seguro combinado del hogar, lo sé. Las llamadas perdidas, por ejemplo, las cartas rotas, la soga de seda, la noche que hay detrás de los espejos, esta plaga de cristales en el pecho. La ablación de mi sed. Así contraje la enfermedad de los jabones. Por eso

Por las noches, mientras todo el mundo duerme, mi madre yace despierta en la cama con los ojos cerrados. Cuando era niña, ella quería ser científica. Anhelaba encontrar la cura contra el cáncer, el resfriado común o la tristeza humana. Siempre tuvo excelentes calificaciones y

Fragmento I   París, el abril cruel, mil novecientos setenta y seis, un viento repentino se enreda entre los árboles grisáceos de la Place Saint-Michel y gira brusco, agita con sus brazos desceñidos el mechón de la lluvia sobre los adoquines y los muros. De pronto, las terrazas se despueblan, en las pequeñas mesas circulares hay