Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso

Ficción

Hay daños que no cubre el seguro combinado del hogar, lo sé. Las llamadas perdidas, por ejemplo, las cartas rotas, la soga de seda, la noche que hay detrás de los espejos, esta plaga de cristales en el pecho. La ablación de mi sed. Así contraje la enfermedad de los jabones. Por eso

Por las noches, mientras todo el mundo duerme, mi madre yace despierta en la cama con los ojos cerrados. Cuando era niña, ella quería ser científica. Anhelaba encontrar la cura contra el cáncer, el resfriado común o la tristeza humana. Siempre tuvo excelentes calificaciones y