Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
Carlos Velazquez posa para una foto  en la 28 Feria Internacional del Libro Guadalajara, Guadalajara, Mexico, Viernes 5 de Diciembre , 2014. ( © FIL/Bernardo De Niz)

Psycho Killer

Soy especialista en abrir el hocico en el peor momento. Odio llegar tarde al cine, a las gorditas (se acaban las de prensado), y por supuesto detesto con el alma caer tarde a los conciertos. Por lo que no entiendo a mi puto cerebro. Hora y media antes de que The National subiera al escenario profería que no sería mala idea meterse un ácido. Wrong move. Mis palabras apretaron todos

1. CONCRETE AND GOLD – FOO FIGHTERS Este es el disco más Beatles de los Foo. Incluso Paul McCartney toca la batería como invitado en un track. El romance entre Dave Grohl y Macca se remonta a la formación apócrifa de Nirvana en 2013 con el ex beatle sustituyendo a Kurt Cobain. Wasting Light (2011) había marcado el punto más alto en la vida de la banda. Tras la lucha de

UTOPIA - BJÖRK Existió un tiempo en que la islandesa despertaba pasiones, en la actualidad lo único que inspira es güeva. Su música es un somnífero efectivísimo. Y que la producción de Arca, lo único que garantizó fue más pan con lo mismo: vocecitas aterciopeladas y dulces arpas.   Una palabra describe a la perfección este trabajo: autoplagio. A fuerza de repetirse, Björk ha sacado el peor disco de su carrera,

El quiropráctico, pinche hijo de Nick Riviera, me tenía prohibido treparme a un autobús. Así como amenazan al cirrótico, un trago más y te mueres, a mí me advirtieron que otro viaje por tierra sería mi tumba. Desde hacía dos semanas la maldita ciática me tenía postrado en la cama. Pero estaba decidido, nada impediría que me fajara al yeti del Doña Pancha Fest. La medicina es un embuste. Mucho pinche

De sir Paul McCartney se puede esperar cualquier excentricidad: un dueto con Katy Perry, que ocupe el puesto de Kurt Cobain en Nirvana y que toque la batería en un álbum de Foo Fighters, matrimonios escandalosos incluidos, sin embargo, a la hora de demostrar de qué está hecho: sus setenta y cinco años lo respaldan. Aproximadamente a las 9:14 de la noche las luces del Coloso de Santa Úrsula se apagaron

I. Un acto de telekinesis Cualquiera que haya visto el documental Ashes of American Flags conoce la afición de Pat Sansone por la fotografía. Ciudad que visita Wilco él la recorre a capturas. Sin embargo, las probabilidades de topármelo en las calles de El Paso se antojaban remotas. Podría haberme plantado afuera del hotel donde se hospedaba la banda. Pero no soy partidario de esa clase de acoso. Crucé la frontera a

Yo no tuve a los Beatles. Pero tuve a Soda Stereo. El día que Cerati, Zeta y Charly anunciaron su separación sentí lo mismo que sientes cuando llevas tres días en la peda y la última cerveza se te escapa de las manos, tus reflejos no consiguen rescatarla y se hace añicos en el piso. Entonces te das cuenta de que no has dormido, no tienes dinero y no quieres

Oh, Dios mío. Qué hace una morsa en el escenario, me cuestioné. Que alguien llame a control de animales. Pero no, no era un león marino. Tampoco el yeti. Era James Murphy. ¿No sabe que ya se inventó la bulimia? Que empiece a vomitar cuanto antes. Qué bueno que lo reconocí a tiempo. Estaba a punto de gritar, tú, sí, tú, el que se tragó a James, escúpelo, escúpelo. Cuánto te