Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
 

Contra el Sargento Pimienta

Aclaración (aunque quizá no sirva de nada): soy fan de los Beatles.

Este mes cumple 50 años de vida Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Todo un acontecimiento cultural para los beatlemaniacos. Quienes toda esta semana se han dedicado a repetir con fervor dogmático lo aseverado por Rolling Stone: que Sgt. Pepper’s… es el mejor álbum de la historia. No se trata de desmentir a la revista, en un tiempo máxima autoridad en materia de rock. Pero no olvidemos el papel de villano que ha interpretado en el mundillo rocanrolero. El epitafio de Jann S. Wenner será sin duda: «Odió a Led Zeppelin por sobre todas las cosas».

Sgt. Pepper’s… tampoco es el disco más influyente de la música, como han expresado algunos entusiastas víctimas de su propia exageración. Ni siquiera es el mejor disco de los Beatles. La pasión verdulera que despierta tiene explicación. Lo que llevó a Rolling Stone a situar al disco en el número uno de su conteo 500 Greatest Albums of All Time fue por pura nostalgia. Cuando salió el disco a la venta el mundo se encontraba en pleno romance con la década de los sesenta, faltaban dos años para Altamont. Sgt. Pepper’s… es la cumbre del jipismo, no como ideología, sino como producto comercializable.

En lo estrictamente musical Sgt. Pepper’s… es inferior a Revolver. Es un gran disco, nadie lo niega. Incluye «A Day in the Life», una de las canciones más bellas que se hayan escrito sobre el existencialismo. Pero los Beatles consagraron la idea del álbum de manera más sólida en otros de sus trabajos. Es evidente que los discos más divagantes de la banda son aquellos que estuvieron influenciados por el ácido: Sgt. Pepper’s…, Yellow Submarine y Magical Mistery Tour. No es mero purismo, ni tampoco mojigatería, pero esta trilogía en ocasiones, más que álbums en sí, parecen colecciones de canciones.

En relación al afán conceptual que se le atribuye, Sgt. Pepper’s… no es el primer álbum conceptual. Éste surgió en 1966 con Freak Out de Frank Zappa. Una obra sobre la cultura gringa. El gran triunfo de los Beatles en este campo es el carácter ñoño que le imprimieron. Cientos de personas en todo el mundo se han disfrazado de los Beatles en la portada de Sgt. Pepper’s…, pero muy pocas de The Mothers of Invention. Esta ñoñería no es un accidente, es un derivado del pop. Sgt. Pepper’s… es, esto sí, el primer álbum pop de la historia y, su portada, la primera portada pop. Entendido como movimiento estético, no como estilo musical.

Mayor cohesión conceptual posee The White Album, con su estructura estilo Las mil y una noches o Abbey Road, con su portada referente a la supuesta muerte y suplantación de McCartney. Lo que la portada de Sgt. Pepper’s… dice con la mirada al pasado (los propios Beatles de cera en su etapa «She Loves You») y el inclusionismo en la lotería de personajes de la época, es extramusical. Es un fresco de la década de los sesentas. Ser hippie no es tan malo, ¿ves? Pero desde el marketing. Si existe un álbum que levante la mano por los sesentas, que los represente a cabalidad, ideológica, política y musicalmente es Blonde on Blonde de Bob Dylan.

Durante toda su carrera los Beatles sostuvieron una competencia con los Rolling Stones. Esta lucha es la batalla entre el blues y la música orquestal. Los mejores momentos de la discografía Beatles es aquella que hurga en el blues. Y por supuesto en el rock & roll. ¿Existirá una canción que incite más al desmadre que «Day Tripper»? ¿Existe más libertad que desgañitarse bailando «Day Tripper»? Mis condolencias, Eleanor Rigby. Los Beatles esgrimieron la música orquestal por poperos. Su nivel de penetración como poperos ha sido tal que sin Sgt. Pepper’s no existiría Britney Spears. Los Beach Boys, con toda su genialidad, nunca hubieran puesto de moda el pop, no a nivel mundial como los Beatles.

En cuanto a que Sgt. Pepper’s… es el disco más influyente de la historia existen un buen número de testimonios que opinan lo contrario. Mientras Beatles y Rolling Stones se debatían por las listas y Beatles y Beach Boys por el sonido orquestal, The Velvet Underground estaba creando lo que es el verdadero disco más vanguardista (y a la postre el más influyente) en la historia del rock y el mejor álbum de todos los tiempos: The Velvet Underground & Nico. La cantidad de música que desencadenó ese álbum ha sido de mayor calidad a lo que legaron los Beatles como reyes del pop.

Repito, soy fan de los Beatles, pero mi corazón es Stone. Invito a todos los que repiten de manera autocrítica que Sgt. Pepper’s… es el mejor álbum de la historia a que escuchen Let it Bleed.

Carlos Velazquez posa para una foto  en la 28 Feria Internacional del Libro Guadalajara, Guadalajara, Mexico, Viernes 5 de Diciembre , 2014. ( © FIL/Bernardo De Niz)

Carlos Velazquez posa para una foto en la 28 Feria Internacional del Libro Guadalajara, Guadalajara, Mexico, Viernes 5 de Diciembre , 2014. ( © FIL/Bernardo De Niz)

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

*