Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
 

En busca de un rostro (fragmento) | Aurélia Lassaque

Ella

Todo esto es memoria profana
los poetas reinventaron todo
era necesario un hombre
que superara a los dioses
y que como todo hombre
lejos de su casa
en llanto muchas veces
maldijera el mar vinoso
se rasgara el rostro
cuando el poeta murió
otros diez tomaron su lugar y reescribieron la historia
así el hombre engendró el mito

***

Clavé la esperanza en los cuatro muros de mi celda

no hay territorio más vasto que mi memoria
cavé sus montañas, vacié sus ríos
removí las piedras de todas sus murallas
esperando el regreso de mi amante bárbaro

ese hombre que une vuestras voces
soporta vuestros delirios
y porta todas las máscaras

ese hombre que vosotros llamáis Ulises

***

Canto VI

Llegaron por el mar en pequeñas embarcaciones. Llegaron con sus
barbas trenzadas y sus ojos graves a anunciar que un pastor había
secuestrado a una reina. Ulises se les unió con las armas en la
mano, sobre el cráneo su bello casco. Pero antes de partir hizo un
juramento. Que su alma sea maldita si cometiese perjurio.

Dice «regreso» ella escucha «partida», dice «victoria» ella
escucha «soledad», dice «hasta siempre» ella responde «hasta
nunca».

Entonces las viejas mujeres retomaron el curso de sus
lamentaciones.
Los perros asustados se mordieron las ancas.
Ella se vistió con una mortaja.

Aurélia Lassaque, En quête d’un visage, Editions Bruno Doucey
© Editions Bruno Doucey

Traducción de Ernesto Kavi

Post Tags
Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

*