Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
 

Epitafio | Forrest Gander

Escribir, Me
exististe
no debería ser
una traducción a tientas.

Porque no hay
secuela para el pasaje cuando
veo —como tú no podrías
nunca más
ser revelada
— me ves
como yo no podría nunca
más ser revelado.

Donde ahora estoy
ante los tronos de
la gloria, la escritura
debe permanecer oculta. ¿Dónde,
sino en la enunciación misma?

El sueño
bastó, asumiste
el riesgo, a pesar
de que no hallaste
un diseño resistente.

La casi subsistencia
de lo posible: ¿quién
vivió alguna vez de eso?

Nacer limitado y
ciego, sitiado por las
obligaciones, consciente
de la mirada fija del
animal interior, me
oculto tras una multitud
de dispositivos
como detrás de la espesa
piel de un cocodrilo—

es entonces cuando el cianuro vaga
entre las nubes y
los ríos. Y en esto
también podría verse
una forma
de lo humano,
otro gesto íntimamente
letal de nuestra
existencia ordinaria.

Aunque me visto
de mi vida para ir a la muerte, el
horror que he creado
me sobrevive.

Traducción de Ernesto Kavi

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

*