Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
 

Ignominia | junio 2016

Hace 22 años muchos querían que Maradona fuese el técnico de Boca. Yo pensé que, por problemas personales, pese al cariño que le tengo, en ese momento no era el mejor técnico (…) eso me llevó a obtener 17 títulos. Tenía 35 años. Hoy, con 57, les voy a decir que no voy a mentir, en cada ocasión voy a hacer lo que piense que es mejor para su futuro, porque confío en ustedes y sé que más libertad les va a dar más progreso.

Mauricio Macri, presidente de Argentina, aparentemente comparando sus logros como presidente del Boca Juniors con su actual encargo presidencial.

[Bohener] intenta decir que Ted Cruz es una especie de encarnación del mal. Creo que eso corresponde a una mentalidad destructiva, retrógrada, porque se toma como ejemplo a individuos claramente cristianos, dedicados a actividades claramente cristianas y, cuando las cosas salen mal, se culpa a la influencia de Satán.

Lucien Greaves, fundador del Satan Temple, protestando contra la comparación realizada por el ex líder republicano del Congreso, John Bohener, cuando declaró que el ex candidato presidencial Ted Cruz era «Lucifer encarnado».

La aparición de un video donde se ve a elementos de las Fuerzas Armadas torturando a una persona, presa ésta por haber cometido delitos diversos, despertó al hipócrita políticamente correcto que llevamos dentro.

Ángel Verdugo, en su columna del 29 de abril de 2016 del periódico Excelsior, titulada «¿Por qué condenamos la tortura, si lo que queremos es matar a todos?»

No todos los hombres son así, conforme uno crece nos damos cuenta. Primero se dice: «Todos los hombres son iguales», por tu parte feminista, y luego te das cuenta que hay caballeros que valen la pena y nos dan nuestro lugar. Hay que decir que también hay mujeres que no se dan su lugar en absoluto, nosotras tenemos mucha responsabilidad. Por eso dicen:«no hay caballeros porque no hay damas».

Dulce María, en un acto de presentación de su nuevo sencillo, «No sé llorar», en donde se pronunció por defender los derechos de las mujeres.

Violaron a todas las mujeres… había una misionera australiana… cuando las saca- ron, vi su cara y pensé «Hijos de puta, qué lástima que la violaron, todos ahí formados». Me molestó que la violaran pero era tan hermosa que pensé, «El alcalde debió haber sido el primero».

Rodrigo Duterte, presidente electo de Filipinas, narrando lo que pensó al enterarse de una violación masiva en una cárcel de Filipinas, ocurrida cuando él era alcalde de Davao City.

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

*