Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
 

Indignación en Davos ante cifra de desigualdad

SEXTO PISO TIMES

Noticias que de tan falsas… podrían ser verdaderas

«Prometemos aplicarnos más para remediar la situación»: Los 8 fantásticos

Como todos los años, recién concluyó la cumbre económica de Davos, en Suiza, donde se discuten y perfilan las políticas económicas que serán aplicadas en buena parte del planeta. En un documento secreto que circuló entre los líderes políticos y empresariales más prominentes —del cual publicaciones como Sexto Piso Times, The Guardian, La Repubblica, The New York Times y El País lograron hacerse de una copia—, los potentados de la economía mundial expresan su honda preocupación frente a una noticia dada a conocer pocos días antes de su reunión en Davos: el dato consistente en que los ocho individuos más ricos del mundo (Bill Gates, Amancio Ortega, Warren Buffett, nuestro orgullo nacional Carlos Slim, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, Larry Ellison y Michael Bloomberg) poseen una riqueza equivalente a la de la mitad de la población mundial, es decir, 3 mil millones de personas. Ante lo escalofriante de la noticia, hemos tenido conocimiento de que los ocho magnates en cuestión crearon un grupo de WhatsApp llamado «Los 8 fantásticos», donde se han dedicado a intercambiar mensajes frenéticos, discutiendo posibles estrategias para que esa vergonzante cifra se vea modificada, y en la cumbre de Davos 2018 puedan ufanarse de poseer, al menos, el 75% de la riqueza mundial, y así sucesivamente, año con año, hasta conseguir que el 99.999999% de la población mundial pueda vivir con el 1% que no haya sido acumulado por los miembros del club más selecto de la humanidad.

Si bien el miembro con mayor tendencia a la culpa social, Warren Buffet, intentó por momentos sugerir con tibieza que quizá poseer una riqueza equivalente a la de la mitad de la población mundial podía ya considerarse suficiente, los otros siete sofocaron sus protestas recitándole principios esenciales de management y liderazgo, con lo cual rápidamente lo hicieron sentir como un individuo mediocre y falto de ambiciones, y no le quedó de otra más que sumarse al brainstorming colectivo, para idear estrategias conducentes a incrementar el net worth de la agrupación.

Conscientes de que la efectiva campaña de desprestigio en su contra, orquestada por medios de comunicación y grupos de interés con filiaciones comunistas, ha predispuesto a la opinión pública mundial en su contra, «Los 8 fantásticos» han decidido contratar como asesores de imagen a miembros del círculo cercano de Donald Trump pues, como confió el secretario particular de uno de ellos a cambio del anonimato: «Si consiguieron que un magnate fanfarrón se presentara como el defensor de los intereses de la clase trabajadora, convencer a la gente de que nuestros señores necesitan tener otro poco de riqueza mundial será a piece of cake».

Precisamente, una de las sugerencias para lograr sus objetivos consiste en apoyar a pequeños déspotas locales de paraísos fiscales como las Islas Caymán, para que apoyados en una plataforma beligerante, racista y xenofóbica, consigan convertirse en monarcas absolutistas de sus pequeños reinos caribeños, y así consigan relajar aún más la legislación fiscal. Una vez logrado este objetivo, «Los 8 fantásticos» podrán profundizar en sus prácticas de elusión fiscal, para que tanto ellos como sus empresas eviten destinar recursos a ese fastidio conocido como el pago de impuestos, y puedan en cambio depositarlo de manera segura en dichos paraísos fiscales, muy alejados
de la mirada vigilante de los sofocantes órganos regulatorios, siempre empeñados en atentar contra la libertad creativa de los entrepreneurs.

Al cierre de esta edición corrían fuertes rumores de que representantes del grupo se encontraban a punto de cerrar una negociación con Bono, para que compusiera e interpretara una canción que fungiera como himno de la causa, procurando que alcance un impacto tal como el que en su momento tuviera «We Are the World», para poder utilizarla como punta de lanza en la difícil tarea de voltear a su favor a la opinión pública mundial.

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

*