Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
 

Sale a la luz la querella entre Luis Miguel y Fattaché

SEXTO PISO TIMES

Noticias que de tan falsas… podrían ser verdaderas

En medio de los escándalos legales en los que se ha visto inmiscuido recientemente Luis Miguel, que culminaran en la reciente orden de arresto emitida en su contra, por no presentarse a los citatorios derivados de la demanda por incumplimiento de contrato de su antiguo manager, William Brockhaus, se ha perdido uno de los motivos cruciales que, hasta el momento, no habían salido a la luz. Tras una exhaustiva investigación, el equipo de Sexto Piso Times ha logrado averiguar que el principal incumplimiento de contrato por parte de El Sol se produjo hacia la conocida crema para adelgazar, Fattaché, que apostó fuertemente para reposicionarse en el mercado de productos milagrosos para adelgazar mediante una cuidadosa estrategia que involucraba utilizar a Luis Miguel como imagen de la compañía.

El trato, según consta en un documento en poder de Sexto Piso Times, consistía en que luego de haberse dejado ver por distintos escenarios convertido en un tonel, Luis Miguel comenzara su nueva gira con un aspecto notoriamente más delgado, e incluso había aceptado dedicarle «Ahora te puedes marchar» a un montón de grasa depositado en un costado del escenario, mientras blandía y besaba un frasco de Fattaché, en un gesto de agradecimiento por su renovado aspecto. El problema se desencadenó cuando un representante de la compañía se apersonó en su casa dos días antes del comienzo de la gira, para comprobar horrorizado que Luis Miguel incluso había subido unos cuantos kilos más desde la firma del acuerdo. Posteriormente, cuando se le exigió la devolución del bono recibido, el cantante se encogió de hombros y procedió desafiante a darle una nueva mordida a la Big Mac que sostenía en las manos, dando inicio con ese gesto al infierno legal en el que ahora se halla sumido.

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

*