Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
HomeSexo en el piso

Sexo en el piso

abrahan-cruzvillegas

Sexo en el piso

De aquella primera vez en que confundido tuvo conciencia de haber percibido el aroma agrio de las axilas sin afeitar

Extasiado en sus primeros fervores, confundía la fuente de placer entre la métrica y la rima de los alejandrinos paranomáticos

El niño que observa quisiera reconocer su turbia identidad, ese espejo que nadie comprende, una vez a la semana se

Sus voces rojas lo estremecen, aunque no entiende ni pretende hacerlo, recompone su quijada en un crack que sin ser

En la misma proporción de sus desmesuradas pompas no pudiera caber especulación alguna sobre la persona, un sinsentido escalofriante de

Los Marcos siguen en las noticias, ahora descubrieron que ella tenía tres mil pantaletas negras. ¿Para qué quería tanto calzón? The

En un gerundio deliberado, como un carnaval de pasiones, como el desencadenamiento de una lujuria que hubiera estado amarrada por

No comments

Sorry, the comment form is closed at this time.