Publicación mensual gratuita de Editorial Sexto Piso
 

Trasciende que Margarita Zavala planea moldear su imagen y discurso de campaña a partir de la Mujer Maravilla

SEXTO PISO TIMES

Noticias que de tan falsas… podrían ser verdaderas

«¿Ah, sí? Pues entonces yo seré el Avispón Verde, y ya veremos quién cuenta con más superpoderes»: Ricardo Anaya

Fuentes del círculo íntimo de la aspirante presidencial Margarita Zavala, filtraron a Sexto Piso Times la exclusiva de que planea moldear su imagen y discurso de campaña a partir de la Mujer Maravilla, para aprovechar la popularidad de la reciente película, y montarse en dicha oleada directamente hasta llegar a habitar nuevamente en Los Pinos, esta vez como jefa máxima de la nación. Entre las ventajas que se esperan de dicha decisión se encuentra la de proyectar una imagen un tanto más audaz y juvenil, para convencer a los millennials que votarán por primera vez de que no es una candidata mocha, retrógrada e intolerante, con un discurso proclive a conservar la militarización del país que tanta sangre ha derramado, sino que es una candidata moderna, encarnación del bien, cuya cruzada por la patria consiste en luchar encarecidamente en contra de las fuerzas del mal.

Asimismo, debido a que su postura antiaborto seguramente le costará el voto y le traerá el repudio del movimiento feminista, sus estrategas confían en que la reciente interpretación feminista del personaje de la película, al menos pueda poner en aprietos a dicho movimiento, y quizá algunas de sus integrantes menos radicales puedan depositar su confianza en la Wonder Woman Zavala. Sin embargo, una línea roja trazada con nitidez por la precandidata consiste en negarse a toda costa a abandonar los rebozos de carácter autóctono que suele utilizar en sus apariciones públicas, pues por un lado considera que es su forma de demostrar su solidaridad con el México profundo, y por otro, si bien está dispuesta a hacer lo que sea con tal de ser presidenta, el traje y la imagen de la Mujer Maravilla le parecen un tanto impúdicos y ofensivos contra la moral y las buenas costumbres.

Nuestros reporteros pudieron corroborar igualmente que, tomando prestada una página de la estrategia de campaña de Hillary Clinton, Zavala se hará acompañar a todas partes por su marido, el expresidente Felipe Calderón. Sin embargo, como no goza ni de la popularidad, ni del encanto, ni de las dotes oratorias del señor Clinton, el equipo de campaña ha delineado un papel un tanto distinto para Felipe Calderón, que se puede resumir en las siguientes tres facetas:

1- En los actos de campaña en los que se requiera de infiltrar en el público a un provocador que grite consignas incendiarias, para sembrar la confusión y poder dar por concluido el acto, se solicitará al expresidente que se emborrache tanto como le sea posible y se coloque una máscara de Carlos Salinas de Gortari, para después colocarse en medio del público y desde ahí orquestar la provocación. Con ese acto se busca también asestar un golpe al pri, por asociación con el personaje.

2- Cuando se haga necesario que la candidata repita su reciente aseveración de que lo que hace falta es reemprender con más vigor la guerra contra el narco y la militarización del país, el expresidente será disfrazado con una peluca y bigotito al estilo Hitler, para clamar desde el público por mano dura y exterminio de tantos mexicanos malvados como sea posible, para que entonces la candidata Zavala pueda exponer su plan de seguridad, apareciendo por contraste como una influencia moderada y pacífica.

3- Dado que en ciertos contextos como universidades o preparatorias privadas de élite puede resultar un tanto agresivo acudir con guardaespaldas, para no descuidar la seguridad de la candidata se solicitará al expresidente Calderón que se enfunde en un disfraz de Alushe, el duende maya, y se coloque vigilante detrás del estrado, para alertar si fuera necesario con un movimiento de garra a elementos de seguridad vestidos de civil, que se encontrarán estratégicamente posicionados, listos para actuar ante cualquier potencial desaguisado.

Sobra mencionar que en un inicio el expresidente Calderón expresó cierta reticencia frente al papel que se le asignó para la campaña de su esposa, pero finalmente accedió, según sus propias palabras, tanto por amor a la patria como por una insaciable sed de poder que lo hace estar obsesionado con volver a ocupar la residencia oficial de Los Pinos, así sea esta vez en papel de consorte, o Primer Damo de la nación.

Estaremos atentos para monitorear el resultado de esta estrategia inédita en las campañas políticas que, de ser exitosa, puede adentrar a nuestra democracia a regiones aún no exploradas y, quién sabe, incluso puede devenir en un precepto jurídico el que las y los candidatos, al momento de obtener su registro, se vean obligados a confesar quién es su superhéroe o su supervillano favorito, para ofrecer de antemano una guía de sus intenciones al electorado. Para evitar confusiones, sólo se permitirá la utilización de uno cada vez, por lo que es probable que veamos una despiadada contienda por quedarse los derechos para ser representados por Darth Vader.

Post Tags
Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

*